Cripto noticias Nuevo

Diferencias entre token y criptomoneda

Los términos Token y criptomoneda representan dos conceptos muy diferentes. A pesar de que su contexto es muy similar, la realidad es que el origen y la utilización de ambos difieren en varios aspectos, y es fundamental que no te confundas al distinguir un activo del otro.

La terminología del criptomundo está plagada de palabras propias y específicas que describen cada característica de este espacio. Entre ellas destacan el término de token y el de criptomoneda, pero generalmente no se tiene una idea clara de su significado. Lo que provoca que en algunas ocasiones sean utilizadas incorrectamente.

Que es una criptomoneda

Las criptomonedas son creadas con el firme propósito de servir de medio de intercambio. Estos activos poseen su propia blockchain y no dependen de otro sistema para su funcionamiento. Por tanto, son consideradas un sistema de intercambio de valor autosostenible.

Las características de las criptomoedas son muy similares a las del dinero fiduciario. Es decir, son divisibles, portables y tienen un suministro limitado. De ahí que puedan ser utilizadas para pagar bienes y servicios, o como una forma de inversión.

Entre los ejemplos de criptomonedas más populares encontramos a bitcoin. Un activo digital que además de ser utilizado como un medio de intercambio, también es usado por muchos como refugio de valor ante la inflación. 

Qué es un token

Los tokens difieren en gran medida de las criptomonedas. Estos carecen de curso legal y son desarrollados para representar cualquier cosa del mundo real. Aunque algunos pueden ser usados como medio de pago, por lo general su función principal es permitir el uso de aplicaciones descentralizadas.

A diferencia de las criptomonedas, los tokens dependen de otro sistema para funcionar, por lo que no pueden ser catalogados como autosostenibles. Una de las plataformas más utilizadas en la generación de tokens es sin dudas Ethereum, que cuenta con más de 180 mil tokens, divididos entre los estándar ERC-20 y ERC-721

Clasificación de los tokens

Los tokens pueden ser clasificados en tres grupos diferentes: los utility tokens, los security tokens y los equity token.

Los utility token son creados para que sus poseedores puedan acceder a productos y servicios. El ejemplo más clásico son los tokens comerciados por criptoproyectos con el objetivo de financiar su desarrollo.

En un futuro los inversores podrán utilizar dichos tokens para acceder a los servicios que serán ofrecidos por la plataforma. Es decir, un utility token funciona muy similar a un cupón de acceso.

Los tokens que están vinculados a valores financieros reciben el nombre de segurity tokens. Por tanto, son activos intercambiables que pueden representar bonos, futuros y otros activos financieros.

Dentro de blockchain es posible digitalizar los security tradicionales y de esta forma reducir costes, tiempo y trámites burocráticos, mientras que sus poseedores adquieren derechos y obligaciones, como por ejemplo el derecho al voto y/o a los dividendos.

Por otra parte, los equity token son un tipo específico de security token, que funcionan como las acciones tradicionales de empresas. Cada token responde a un porciento sobre la propiedad que realmente poseen.

Representan una propiedad o una empresa de terceros. Las más usuales son las acciones, los futuros, las empresas tokenizadas y los bienes raíces tokenizados.

También es importante señalar que en el universo de los tokens también es posible encontrar los tokens no fungibles (NFT). Estos tokens representanta en esencia la propiedad de activos únicos e indivisibles.

Los NFTs son ideales para representar el arte, además de otros artículos específicos como puede ser un boleto de entrada, una joya, etc. 


 
 

Dunia Lazo de la Vega 153 Posts

Ingeniera en ciencia de la información, apasionada cripto entusiasta, reportera y redactora de distintos medios digitales.

0 Comentarios